Carlos Enriquez

Artículo


La pintura es una fuerte referencia al mito clásico El rapto de las Sabinas, tema retomado a lo largo de la historia del arte: el famoso grupo en mármol del mismo nombre debido a Giambologna en (1583), emplazado en la Lonja de la Plaza de la Señoría de Florencia o los dibujos en (1633) del francés Nicolas Poussin que se encuentran en la Galería de los Uffizi, en la misma ciudad, y que se puede apreciar in situ; o el cuadro del también francés Jacques Louis David, del Siglo XVIII, e incluso en el Siglo XX, por el genio de genios, Pablo Picasso.

 

El rapto de las mulatas nos presenta una imagen donde lo cinético pretende ser, más que los motivos o formas, el verdadero protagonista de la composición. Para ello Carlos Enríquez ha dotado a su lienzo de una peculiar manera de hacer sentir lo dinámico y dramático de su acción interior.

 

De esta forma la arremolinada composición se siente girar; se torna dinámica y convulsa sin que implícitamente estén presentes puntos o ejes de giro visuales. A la vez, recursos como las transparencias, el ritmo y el equilibrio han ayudado a conformar la expresión de la dinámica escena.

 

El rapto se produce bajo un cielo tormentoso, sobresalen en la escena el verde brillante y el rojo, retoza con los blancos y las luces, todo ello envuelto en un ambiente de violenta irrealidad. Contiene líneas con trazos rápidos. Los detalles del escenario no son importantes para el pintor, se logra ver palmeras de medio penacho.

En sus violentos movimientos, los personajes parecen entrelazarse unos con otros, logrando la idea de agitación arremolinada. La acción está cargada de sensualismo, surge el combate, los caballos se embisten, y los machetes cortan el aire, las mujeres ofrecen una fuerte resistencia pero al final la fuerza de los hombres las somete, las domina, las pasiones y miedos del dramático momento emanan del cuadro.

 

Refriéndose a Carlos Enríquez, autor de esta importante obra de la modernidad pictórica en Cuba, el prestigioso intelectual cubano José Antonio Portuondo señaló:

 

 

Carlos Enriquez

 

 


CARTELA

 

Título Original:

El rapto de las mulatas

Pintor :

Carlos Enriquez

Fecha de Creación:

1938

Medidas:

162.4 X 114.5 cm

Tipo:

Óleo sobre lienzo

Premios:

Obra premiada en la II Exposición Nacional de Pintores y Escultores en La Habana, en 1938 

Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, Cuba